¿Quieres cubrir un muro que recibe mucho sol con una trepadora? ¿Ya sabes qué tipo de suelo tienes? ¿Y las temperaturas mínimas que se registran en tu jardín? Si esos datos ya los conoces la elección es más sencilla, además tienes muchas posibilidades diferentes. Yo te voy a hablar en este post de algunos ejemplos que sé que funcionan.

En el hemisferio norte las paredes con más sol son las orientadas al oeste o al sur y para que una trepadora crezca bien con esas condiciones tiene que ser resistente al sol fuerte y directo. Las plantas que mejor cumplen estas condiciones suelen ser, además, plantas con abundante y llamativa floración.

wisteria

Un ejemplo es la glicinia, wisteria, que produce inflorescencias con forma de racimos colgantes en lila, blanco o rosa a final de primavera. Es de hoja caduca, pero ideal para cubrir pérgolas y cenadores. Alcanza los 8 m de altura y es necesario mantenerla con podas porque es una planta muy robusta.

rosal trepador

El trachelospermum jasminoides, que puede tolerar algo de sombra, se encuentra mucho más a gusto en emplazamientos soleados. Es una trepadora que no pierde la hoja en invierno y en primavera se llena de flores blancas muy aromáticas. Además ensancha poco, lo que la hace ideal para jardines pequeños.

hedera, hiedra

La hiedra, hedera, soporta cualquier ubicación, soleada o sombría. Es de hoja perenne pero crece mucho llegando a invadir cualquier espacio. Mi recomendación, si se emplea, es elegir una variedad enana.

abelia

La abelia es otra planta que gusta del sol. Existe en variedades caducas y perennes. En verano se llena de campanillas blancas o rosadas que dejan a descubierto el cáliz cuando caen, dando al arbusto una tonalidad rojiza. Alcanza entre 1,5 y 3 m dependiendo de la variedad.

passiflora

Passiflora, otra trepadora rústica y robusta que crece hasta los 10 m. Es de hoja perenne, las flores son espectaculares y cuando maduran producen un fruto anaranjado.

vitis coignetiae

Vitis coignetiae, vid ornamental o parra. Es ideal para cubrir una pérgola y conseguir una sombra fresca, pero también para guiarla por un muro. Es de hoja caduca y puede crecer hasta los 7 o 15 m dependiendo del cultivar.

rosal trepador

Rosa.  Hay muchas variedades de rosas y los rosales trepadores son plantas que quieren mucho sol, más de 6 horas al día. Algunos pueden desarrollarse bien con menos insolación, pero pocos. También suelen ser de hoja caduca, algunos hay perennes, y la altura que pueden alcanzar depende de la variedad. Por supuesto existen multitud de híbridos con diferentes colores, portes y tipos de flor. Personalmente me encanta cómo combinan con trachelospermum jasminoides o clematis.

 

Hay quien es reticente a plantar rosas en su jardín por la fama que tienen de ser plantas complicadas. Mi  opinión es que cuando aprendes a cuidarlos, son tan fáciles como cualquier otro arbusto. Solo hay que conocer sus necesidades y tener constancia con ellas. Te invito a leer nuestro artículo en el que explicamos cómo plantar y cuidar las rosas.

Y ni que decir tiene que todas las especies de jazmín son apropiadas para adosar a muros soleados. Este de la foto es el mío, Jasminus Officinalis grandiflora, o lo que es lo mismo, jazmín español.

Si te interesa, puedes leer una entrada dedicada sólo a ellos: Los jazmines más populares.

jazmín

Fotos: commons.wikimedia.org